lunes, 17 de noviembre de 2014

Mapy y Elsa

He dudado si hacer una o dos entradas
Pero visto que las dos nacieron en la misma semana van a compartir
Elsa y Mapy
El mismo patrón, pero con dos resultados distintos, aunque muy semejantes.
Mapy nació pensando en su hermana Sandra, y aquí veréis que aunque intento hacerlas igual, es imposible, no me salen.
Cada una tiene su particularidad, su propio carácter.
Eso es lo que las hace únicas e irrepetibles.
Mapy: Las Kekas de Carol
Es dulce y tierna.
Va bien preparada para estos días fríos.
Es pequeñita, no llega a los 40 cm.
Pero ya sabéis "las mejores esencias están en tarros pequeños"
Y luego llegó Elsa
Elsa: Las Kekas de Carol
Todo empezó tejiendo un gorro "buho" para una muñeca
y apartir de esto, la muñeca va apareciendo
Elsa: Las Kekas de Carol
Elsa, además de su jersey de cuello alto, lleva una chaqueta de piel.
Y es más alta que sus hermanas, mide 45 cm.
Y el pelo, ¿qué os parece?
Elsa: Las Kekas de Carol
Creo que le ha quedado a la perfección, ¿verdad?
Estas Kekas las estoy haciendo para el Mercadillo al que asistiré del 5 al 7 de Diciembre en Kinépolis (Pozuelo), pero, por supuesto si os gustan están a la venta. Solo tenéis que escribirme a csacristangarcia@gmail.com.
¡Se me olvidaba!
Mis Kekas llevan firma
Y ya sabéis, si no queréis perderos ninguna de mis muñecas, solo teneis que suscribiros pinchando en la foto:

6 comentarios:

  1. Que pena haber visto tu comentario hoy.
    Me hubiera acercado a verlas en vivo y en directo.
    Yo estoy empezando a investigar sobre el mundo de las muñecas.
    A ti te quedan preciosas.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Carolina, haces unas muñecas encantadoras. Me encanta como tienen la naricita y el pelo es super bonito,
    Me gusta mucho ver a las dos juntitas, Enhorabuena porque son una preciosidad.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Me hacen mucha ilusión vuestros comentarios

      Eliminar
  3. Son preciosas, y además y tan amorosas con sus caritas dulces, dan ganas de estrujarlas, jeje besets!

    ResponderEliminar